¿Harto de no encender la calefacción por miedo a tu factura? Pongámonos en situación. Una fría tarde Invierno te pilla una tormenta en plena calle. Y tú, empapado, no piensas en otra cosa que en llegar a casa y olvidar este día mientras disfrutas del calorcito de tu hogar.

Seguro que a alguno nos ha pasado alguna vez. Y, ahora que el frío acecha, debemos ser precavidos y tener a punto nuestras casas, para no pasar más frío en esta que fuera. Porque si vives en una finca no muy nueva y no enciendes demasiado la calefacción por ahorrar, créenos, es posible pasar más frío en casa que en la calle.

Si mientras nos lees te estás sintiendo identificado, es hora de dejar de estar dentro de casa con gorro y guantes. Sigue nuestros consejos para no pasar frío en casa sin que la factura tiemble:

1. Ventanas cerradas todo el día. Si eres fan de ventilar, te aseguramos que no hace falta más de 10 minutos para hacerlo. Y cuando lo hagas, en los momentos del día más calurosos, es decir, cuando la temperatura es más alta fuera que dentro.

2. Haz uso de las cortinas. No solo están como decoración sino que precisamente son perfectamente aprovechables para la temporada de Invierno. Eso sí, baja persianas y cierra cortinas cuando anochezca. Hasta entonces, ventajas despejadas para dejar que el sol caliente toda la casa.

3. Alfombras. ¿Y lo que nos gusta caminar descalzo? Con una buena alfombra todavía te gustará más y además añadirás una capa más para evitar un suelo frío.

4. Cinta adhesiva. Si tus ventanas y puertas son viejas, es muy probable que se cuele algo de aire. Como solución te recomendamos tapar estás pequeñas rendijas con cinta adhesiva.

5. Cierra puertas. Seguro que hay espacios de tu casa que apenas entras a lo largo del día. Si es así cierra las puertas de estas habitaciones. De esta forma la temperatura de las habitaciones donde más estéis, aumentará.

6. Colores oscuros. Sí, los colores también influyen en la temperatura, pues los claros son más fríos al devolver su luz. ¿Qué tal un nuevo sillón más oscuro para esta temporada?

7. Dúchate con la puerta abierta. La humedad caliente de la ducha calentará así el resto de la casa, y además no te dará tanta impresión salir del baño debido al brusco cambio de temperatura.

8. Velas. Aunque no lo creas, por pequeña que sea una llama, puede llegar a calentar durante un buen rato y sin necesidad de gastar dinero. Un truco, si envuelves la vela con cerámica, aun calienta más.

El resto lo dejamos en tus manos, según tus preferencias. Tener a mano un buen batín, tomar con frecuencia infusiones calientes…. En definitiva, no es necesario pasar mucho frío en casa y a la par temer el día que llegue la factura. Con estos pequeños trucos, seguro que el Invierno pasa más rápido y barato. 😉