door-1089560_960_720
Si hay algo a lo que tememos es a los ladrones, a que algún día volvamos a casa y nos encontremos todo patas arriba. O lo que es peor, que intenten entrar a robar en nuestra casa estando nosotros o algún familiar en el interior.
Si bien, no es posible predecir si alguna vez nos intentarán robar en casa, sí que lo es intentar evitarlo. Por eso hoy nuestra entrada del blog está dedicada a una serie de consejos para que no te roben en casa.

1- Cierra con llave siempre que salgas de casa. Es una máxima y más que evidente. Aunque simplemente vayas a bajar a tirar la basura o a comprar el pan, es importante que cierres con llave o incluso actives la alarma si es que la tienes. Hazlo también cuando estés en casa y te vayas a dormir o estés solo.
2- Instala una buena alarma, sobre todo si tu casa se encuentra en una zona de urbanizaciones o escasa de población lo ideal, al hilo del primer consejo, es que instales una alarma para poder activarla cuando salgas de casa.
3- No abras a personas desconocidas. Sí igual es un vendedor y tan solo quiere eso, venderte algo, pero mejor cerciórate de quién es antes de abrir. Llama a la empresa para verificar que esa persona pertenece a la misma (¡antes de abrir!).
4- Si te vas de vacaciones, y vas a estar un tiempo fuera de casa, es importante que no dejes pista de eso mismo, de que no estás en casa. No bajes las persianas del todo, déjalas a mitad o a diferentes alturas, si vives en una altura superior a la planta baja o primera planta.
5- Deja ropa tendida, no hay mejor señal de que la casa está libre, que ver un tendedero sin ropa, totalmente vacío.
6- Siguiendo con los consejos cuando te vas de vacaciones, no cortes el suministro de electricidad, es una señal de que no hay nadie en la casa, y si llaman por teléfono y no suena, ya das vía libre.
7- Cuelga las fotos de tus vacaciones a la vuelta, a no ser que tengas total confianza en aquellos amigos que tienes en Facebook, y tengas muy privatizada tu cuenta, deja para la vuelta las fotos de tu viaje, ya que estás diciendo a los cuatro vientos que tu casa está libre.
8- No dejes objetos de valor a la vista, como carnés de identidad, tarjetas de crédito, tenlos siempre medio escondidos, por si acaso.
9- Por último, si aun tomando todas estas precauciones vuelves a casa de viaje o de cualquier otro sitio y ves que la puerta está forzada. Llama a la policía y no entres. Es más escóndete fuera, nada de ser un superhéroe.

Estos son tan solo unos consejos que puedes tomar tanto cuando vayas a estar una temporada larga fuera de casa como en tu día a día. Nada como prevenir un posible robo. Cualquier medida es poca en estos casos, también esperamos que nunca tengas que lamentar no haber seguido estos consejos 😉