Poco queda que decir sobre las energías renovables y sus beneficios para el medio ambiente. Todos sabemos que son energías que no generan residuos y provienen de fuentes inagotables que nos da la naturaleza.

Pero existe un apartado relacionado directamente con la captación de estas energías, que es el almacenamiento. Actualmente uno de los mayores problemas que tiene la energía renovable es su almacenamiento. Ese problema lo ha subsanado la marca americana TESLA. Con la más ambiciosa línea de productos que tiene, las baterías para hogares.


¿Qué puede hacer una batería por nosotros?

Lo que está claro es que la batería no es capaz de generar electricidad por si sola. Necesita una fuente complementaria para recargarse. La fuente puede ser renovable o la habitual de consumo. Si optamos por esta segunda opción, podemos almacenar energía cuando más económica es, como por la noche. Y utilizarla cuando la electricidad tiene un mayor coste y así ahorrar dinero. Este almacenamiento puede ir acompañado de una placa solar y abaratar mucho nuestras facturas de luz.

¿Podría usarla en España?

La polémica con las baterías en España es legislativa. El sistema de Tesla está preparado para poder unir en serie hasta nueve de sus baterías, consiguiendo así 90 kWh, más que suficiente para el autoabastecimiento si logramos tener un elemento generador adecuado. De media, en España el consumo medio de un hogar no alcanza los 30 kWh al día.

De momento todo parece tentador pero la duda viene cuando miramos hacia el gobierno y más concretamente si estudiamos el Real Decreto de autoconsumo, que se quiere poner en marcha sobre las baterías. El impuesto se aplica sobre la potencia consumida y oscila entre los 8,9 euros por kilovatio (kW) y los 15,3 euros por kW para potencias inferiores a 15 kW. Es el llamado peaje de respaldo, que se aplicaba al autoconsumidor por la electricidad que generara y consumiera con el objetivo de “contribuir” a los costes del sistema eléctrico, incluido el de las redes eléctricas. Justificando que el usuario se beneficia del respaldo del sistema.

Este Real Decreto no afecta únicamente a las nuevas baterías como la comercializada por Tesla, también afectara a las nuevas placas solares que cuentan con espacio de almacenamiento interno.
Estos impuestos generaran una reacción en los consumidores al hacer que no sea tan rentable “desconectarse” de la red eléctrica.
Tesla tiene un objetivo, que es hacer llegar a todo el mundo energía de forma gratuita, a todo el mundo, menos a España.