friends-friends-serie-friends-escena-eliminada

Actualmente muchos estudiantes se encuentran en este momento buscando piso compartido para el próximo curso 2016-2017. Sin embargo, no son tantos los que se preparan para ello. Y es que la mayoría de ellos nunca antes se habían separado de su familia, de sus costumbres, en definitiva, de su casa. Esto, a lo largo del curso suele acarrear problemas de convivencia. Muchas discusiones irremediables sin importancia, pero también muchas otras que se podrían evitar.

Si el año que viene vas a compartir piso, tan solo tienes que, previamente ser consciente de algunos detalles y compartirlos, como no, con tus compañeros de piso con el fin de lograr una armonizada convivencia. Apunta:

  • Organización. Tus compañeros no son tus padres que pueden pasar por alto aquellas tareas que no haces cuando debes. Para no despistarte, lo ideal es crear un calendario para las tareas comunes de las casa. Hablamos, por ejemplo, de la limpieza del baño, la cocina, el salón… De esta forma, nadie hará más que nadie.
  • Limpieza. Déjalo todo como te gustaría encontrarlo. Y es que aquello que tú ensucies no tienen por qué limpiarlo los demás, y si lo hacen, creénos, es muy probable que en algún momento te lo reprochen. Ahora ya no vale eso de, “Ya frego los platos mañana”, no estás solo, y no comes tú solo!
  • Horarios. Respeta el horario de cada uno. Es posible que otros combinen el trabajo con sus estudios, con lo que no les será muy agradable oírte en sus horas de descanso. En definitiva, ten en cuenta los horarios de los demás y sé precavido con el ruido.
  • Fiestas. Somos conscientes de que los estudiantes sois muy partidarios de organizar fiestas en casa con vuestros compis de clase. No obstante, no deberás tomarte el derecho de hacerlo sin previo aviso. Al resto de inquilinos también les interesa saberlo, ya sea para unirse o para no darse un susto al llegar a casa.
  • Animales. Que tus compañeros de piso estén dispuestos a convivir con tu mascota no quiere decir que se encarguen ellos de ella. Sé consciente de las responsabilidades que conlleva tener un animal en un piso compartido.
  • Seguridad. Luces y puerta cerradas al salir de la casa. Si no tienes costumbre de cerrar con llave ves practicando. Y en cuanto a las luces (o el agua), sois estudiantes, no conviene a nadie facturas dolorosas. Por otra parte, no invadas los cuartos privados sin el permiso de la persona. Es la única intimidad que tenéis.
  • Pagos. Y hablando de facturas, sé puntual a la hora del pago de alquiler y gastos, puesto que de cara al propietario, perjudicas a todo el grupo. Además, es esencial tener una buena relación con el dueño y evitar también así conflictos entre vosotros.
  • Carácter. Y por último y no menos importante, todos estos tips no servirán de nada con un carácter improcedente. Sabemos que todos tenemos un día malo, pero deberás controlarte y no coger la confianza de faltar el respeto a la ligera. Para estos casos, tu cuarto y almohada siempre son el mejor aliado.

Te invitamos a que compartas nuestros consejos con tus futuros compañeros de piso para prevenir de este modo muchas discusiones. Seguro que si ya has convivido otros años sabes de lo que hablamos. Y si lo único que os falta es el piso, contáctanos, os ayudaremos a encontrar un piso de estudiantes. 🙂